menu

sábado, 10 de mayo de 2014

Surf: pre y post, sin interrupciones

Aprovechando que en estos momentos me encuentro en las antípodas, concretamente muy cerca de la ciudad de Sydney, en Bondi Beach, me veo casi obligada a escribir sobre el deporte más típico de este país: el surf. Su historia moderna se remonta a principios del siglo XX, en manos del hawaiano Duke Kahanamoku, que decía: "fuera del agua no soy nadie". 



Ya es mayo y empieza a notarse la bajada de las temperaturas -aquí el invierno empieza en junio-, pero aún así, cada mañana hasta que se pone el sol, el mar está lleno de surfistas esperando la ola. Hablando con algunos de ellos en la playa de Bondi Beach me cuentan que pueden estar más de 2 horas dentro del agua sin pausa, hasta incluso 6 horas los que empiezan a practicar.  

Como toda actividad física requiere disciplina y esfuerzo, aunque los conocedores de los deportes de agua saben muy bien la diferencia que hay con los de asfalto, se debe estar preparado, tanto física como mentalmente. 

A continuación expongo algunas recomendaciones básicas para la gente que practica el surf, un deporte apasionante en el que no hay sitio para barritas, geles o zumos de fruta entre medio de un entreno. Solamente encontraremos el pre y el post ejercicio:

1. Se vuelve casi obligatorio comer antes de salir a surfear. Se debería tener en cuenta aproximadamente el tiempo que se estará dentro del agua, qué tiempo hará y si se sale como entrenamiento personal o como competición, pues en el último caso sí habrían más pausas y se podría dosificar la primera comida.  

2. Como en muchos deportes dinámicos es importante que la comida previa a la salida, en este caso el desayuno (2 horas antes si puede ser), esté basado en:
  • Hidratos de carbono complejos (para llenar los depósitos de glucógeno). Por ejemplo: copos de avena, tostadas de pan de cereales, muesli, quinoa, fideos o arroz integral. 
  • Hidratos de carbono simples. Por ejemplo: fruta, miel, mermelada, batido de fruta o licuados de verduras con fruta.
  • Proteína (con poca es suficiente). Por ejemplo: yogur desnatado, queso de vaca o cabra fresco, leche desnatada o bebida vegetal (éstas bebidas tienen más azúcares que la leche, por lo tanto podrían contar como hidratos de carbono simples).
  • Grasas vegetales saludables. Por ejemplo: aceite de oliva, frutos secos o aguacate.
  • Hidratación: agua o bebidas con hidratos de carbono, café, té o infusiones (se deberá ir con cuidado con estas últimas pues pueden potenciar desequilibrios electrolíticos). 
* En caso que el desayuno se hiciera 1 hora antes o incluso más justo debería ser menos calórico y más fácil de digerir. Aunque entonces el rendimiento no sería el mismo y seguramente costaría llegar a los objetivos físicos.  

PROPUESTAS PRE-SURFING

- Yogur desnatado con pistachos, arándanos, miel y 5 cucharadas de copos de avena + 1 plátano + Agua

- Batido de bebida de arroz y coco con una pera + bocadillo de cereales con queso fresco y aguacate + Agua

- Quinoa hervida con verduras + tostadas integrales con mermelada + 1 manzana + Agua

3. Después del entrenamiento (en los 30 minutos posteriores de haber salido del agua) el organismo necesita principalmente una fuente rápida de energía, alguna cosa más de proteína que en el pre-entrenamiento para reparar el posible daño muscular y como siempre la hidratación (por mucho que parezca que estáis mojados el cuerpo ha perdido mucha agua!):

  • Hidratos de carbono simples. Por ejemplo: fruta, miel, mermelada, batido de fruta o licuados de verduras con fruta.
  • Proteína. Por ejemplo: pavo, jamón cocido sin grasa, clara de huevo o atún. 
  • Hidratación: agua o bebidas isotónicas. En este caso se descartan otras opciones como las bebidas diuréticas. 

PROPUESTAS POST-SURFING

- Licuado de zanahoria, manzana y perejil + tostada de pan blanco con atún + Agua

- Mango + pavo con queso fresco + barrita energética + Bebida isotónica

- Batido de fresones y cerezas con yogur desnatado o clara de huevo + un puñado de nueces + Bebida isotónica


Os dejo esta otra frase de Kelly Slater: "Es cómo la mafia. Una vez dentro - ya estás. No hay marcha atrás". De aquí el comentario de antes refiriéndome a que es un deporte distinto al resto dado que no puedes controlar la inmensidad del mar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada